13  preguntas para reflexionar en un día lluvioso de abril a donde además no hay a dónde ir .

13 preguntas para reflexionar en un día lluvioso de abril a donde además no hay a dónde ir .

20 abril, 2020 585 Por Rosa María Quesada

Te invito a que respondas este cuestionario honestamente.  A ver cuáles son tus conclusiones.

Instrucciones.  Lee la pregunta, contéstala y DESPUÉS, lee mi respuesta. ¿Será que coincidamos en algo? Contestar estas preguntas me hizo darme cuenta de que siempre existen infinidad de ventanas desde dónde ver el mismo escenario.

¿Listo? Adelante. Tómate tu tiempo.

  1. ¿Quiénes se han adaptado mejor a Susana Distancia?

 

Los que tienen síndrome de Asperger, los asiáticos que no se saludan de beso NUNCA, los freaks que ven videojuegos todo el día.

 

  1. ¿A quiénes les da absolutamente lo mismo que haya cuarentena o no?

 

A las monjas enclaustradas, a los bebés recién nacidos, a los niños que hacen homescholing.

  1. ¿A quiénes les cayó bien estar en casa?

A los tesistas, a los que necesitaban recuperarse de una operación,  a los que les cae mal su jefe.

  1. ¿Quiénes saldrán beneficiados en esta cuarentena?

Los vendedores de artículos de limpieza, los que querían dar clases en línea pero sus alumnos no se dejaban, los árboles plantados junto al Periférico y otras grandes avenidas. Vendedores de rompecabezas, televisiones y sillones cómodos para el jardín o ver la televisión y a los decoradores de interiores en general.

 

  1. ¿Cuáles son las acciones más generosas que has visto durante esta “temporada”?

Una persona de la tercera edad diciendo que ella estaría dispuesta a donar un respirador en caso de que fuera su vida o la de un joven. Mis alumnos renunciando a sus vacaciones en la playa.

 

  1. ¿Qué eventos en tu vida siguen siendo tan enriquecedores como siempre?

Las puestas de sol, la Luna, las estrellas,  las jacarandas (siempre en esta época del año), mi gatita cuando me saluda en las mañanas.

 

  1. ¿Qué actividades de esta cuarentena quisieras mantener cuando seamos libres para andar donde queramos?

 

Regar las plantas, hacer ejercicio diario, meditar.

 

  1. ¿Con qué lugar de tu casa te has encariñado?

Definitivamente con la cocina.  (no tanto por comer, sino por cocinar)

  1. ¿Qué has visto ahora que nunca pensaste ver?

Las iglesias vacías en Semana Santa;   personas con tapabocas igualito que en China, de las que me burlaba tanto; a mis amigas elegantes sin maquillaje en pantalla, y una bolsa que tenía perdida debajo de un sillón que hace años que no movía.

 

  1. ¿A qué te ha orillado a hacer esta cuarentena que de otra manera nunca hubieras hecho?

Aprender a hacer videoconferencias y tiktoks,  limpiar el cajón de los tornillos, pintarme yo sola el cabello.

 

  1. ¿Qué has descubierto en ti a partir de esta situación inédita?

Que sí puedo despertarme tarde, que me gusta lavar los trastes cuando el sol da en el fregadero (nunca estoy a esas horas en mi casa), que me gustan las rutinas y los horarios.

 

  1. ¿Qué recuerdos del “mundo exterior” te hacen esperar con ganas el momento de poder andar de pata de perro otra vez?

Un  spa donde dan masajes deliciosos, un lindo restaurante con terraza en Tepoztlán, la biblioteca de la Ibero.

 

  1. ¿Cómo crees que llamemos a este momento en el tiempo futuro?

“En tiempos del encierro”, “Cuando el mundo se detuvo”, “el 2020, parteaguas de la historia del mundo”.

 

Considero que mantener nuestra capacidad de asombro aún estando entre cuatro paredes nos llenará de energía y nos dejará listos para cuando nos den luz verde para seguir habitando nuestro hogar compartido, nuestro mundo, como se nos pegue la gana. 

 

Abril 21, 2020

Rosa María Quesada

Columna

Pedagoga mexicana interesada en la literatura como forma de crecimiento.

Comparte